PECHO PEQUEÑOS

7282
32
Compartir
Autora: Tania Carrasco

SIN TETAS ¡SÍ HAY PARAÍSO!

Hola! Mi nombre es Tania y tengo el pecho pequeño … muy pequeño.

Y esta podría ser mi presentación en una reunión de “Despechugadas Anónimas”.

¡Mierda!, quizá no tenía que haber dado mi nombre, pero ya es tarde 😉

Hace unos meses me embarqué en la aventura de crear un proyecto online con la intención de ayudar a las mujeres a cultivar una autoestima sana. Así nació mi bebé, RevolucionaT.com, que por suerte para mí no necesita alimentarse de mi pecho.

¡A quién voy a alimentar yo con mis mini-tetas!

Si llevas toda la vida acomplejada por tener poco pecho, este artículo te va a interesar porque es justo lo que me pasaba a mí y lo que he conseguido trascender a base de entender mi cuerpo y mejorar mi autoestima.

Quiero contártelo todo.

POR QUÉ TIENES COMPLEJO DE PECHO PEQUEÑO

Fácil y sencillo, has crecido pensando que tener mucho pecho era uno de los rasgos distintivos de la mujer, preferidos por los hombres  y que reafirman tu identidad femenina.

Si tienes poco pecho es que eres poco mujer.

Como tantas otras cosas fruto de los estereotipos sociales, te lo has tragado enterito, y has pensado mil veces en operarte para solucionar tus problemas.

QUÉ SUPONE PARA TI TENER POCO PECHO

El hecho de tener poco pecho te tiene traumatizada, quemada, frustrada.Te sientes:

zorras y brujas

  • Insegura
  • Poco valiosa
  • Poco femenina
  • Vergonzosa
  • Culpable

¿Qué has hecho tú para merecer esto?

¿Por qué no podías haber nacido con los ojos pequeños en lugar de los pechos?

Pero no, en la lotería de la vida no te tocaron unas buenas ubres y cuanto antes lo aceptes ese sufrimiento que te ahorras.

Lo sé amiga, no es tan fácil, pero tampoco imposible ☺

SIMBOLOGÍA DEL PECHO FEMENINO A LO LARGO DE LA HISTORIA

Como se explica perfectamente en este artículo, la sociedad ha ido dando diferentes valores al pecho de la mujer, hasta el punto de obsesionarla con el tema.

El pecho se relaciona con la maternidad y la facilidad de la mujer para alimentar a sus churumbeles.

Al mismo tiempo, el pecho es el distintivo erótico de la mujer por excelencia. Pareciera que a los hombres lo único que les importa es que tengas grandes tetas y para nada es así.

La publicidad se ha encargado muy mucho de hacerte creer que el pecho es la parte más importante de tu cuerpo, y ha inventado montones de formas de resguardarlo, ensalzarlo, protegerlo y venerarlo.

No por tu bien, no…por el suyo propio.

¡Cómprate un sujetador para cada ocasión y cuanto más relleno tenga más mujer serás!

Menos mal que esto se acaba poco a poco y te estás dando cuenta de las imposiciones que has tragado por no cuestionarlas.

MI HISTORIA COMO “DESPECHUGADA ANÓNIMA”

zorras y brujasSoy una mujer pequeñita, algo más de metro y medio (me gusta pensar), delgada y bastante compensada (me gusta pensar también), pero con el pecho muy pequeño.

Desde chiquitina, me acomplejó mi pecho, todas mis amigas se desarrollaban de forma normal y yo tenía los mismos pechos que cuando nací, prácticamente.

Ni siquiera me podía consolar cuando me bajaba la regla, porque encima parecía tener los pecho inertes, ni se hinchaban ni se desinchaban con el período. ¡Un drama vamos!

A esto le sumamos que varios familiares se empeñaban en recordarme continuamente que en la parte de mi cuerpo pensada para albergar unos pechos, no había nada. ¡Gracias! Así que en cuanto empecé a usar sujetador, por moda, no porque hubiese nada que sujetar, me encargué de buscar aquellos rellenos que me hicieran parecer una chica “normal”.

Cuando proliferaron los sujetadores con relleno, a parte del relleno habitual, me compraba esos trozos de silicona que se metían dentro del sujetador, para aumentar todavía más.

Alguna que otra noche, de fiesta con las amigas, he notado que algo bajaba por mi costado…

¡Mierda otra vez! Con tanto baile los trozos de silicona salían del sujetador con total libertad y tenía que engancharlos al vuelo, cogerlos con la mano disimuladamente e irme al baño a volver a colocarlos en su sitio.

Esto pasó a la historia cuando llegaron los fabulosos sujetadores de aceite. Eran tan esponjosos y el relleno estaba tan bien puesto, que no se notaba nada, ni había que preocuparse porque el relleno saliese despedido al mínimo movimiento.

Pero tenían otro inconveniente: una noche, en la boda de la hermana de una amiga, al ponerme el alfiler típico que regalan a las mujeres en las bodas, pinché el relleno sin percatarme.

El aceite empezó a salir poco a poco y, cuando me di cuenta, llevaba todo el vestido manchado y sólo me quedaba una teta. La otra había desaparecido.

Me compraba los sujetadores tan grandes que podía ponerme uno dentro de otro. Vale que esto solo lo hice una vez, por probar, pero lo hice.

Imagínate la perspectiva de la gente, yo con mi metro y medio, y cualquiera que me mirase desde arriba (ósea todo el mundo) podía ver perfectamente el hueco que quedaba entre mi pecho y el borde del sujetador.

Toda la vida pensé en que cuando llegase a los 18 me operaría. Me convertiría en una auténtica mujer cuando consiguiese ponerme unas tetas de plástico.

Siempre que lo mencionaba en casa mi padre me ponía verde. ¡Cómo iba a meterme en un quirófano para ponerme tetas! Pero yo no veía otra solución.

Cuando tuve edad para operarme, cuál sería mi insistencia, que mi padre llegó a acceder a pagarme la operación.

Suerte que cuando me paraba a pensarlo fríamente, siempre encontraba algo mejor en lo que emplear ese dinero.

Por suerte también, nunca sentí rechazo por tener poco pecho, de parte de los chicos con los que me acostaba.

Y no lo entendía…

¿No les importaba el tamaño de mi pecho? ¡Cómo era posible!

Como no lo entendía seguía intentando disimularlo.

De topless en la playa ni hablamos.

¿Enseñar mis mini-pecho a todo el mundo, porque sí?

No había necesidad.

El día exacto en que cambié de mentalidad no existe, porque ha sido más bien un camino largo y tortuoso, pero lo he conseguido y quiero que tú hagas lo mismo.

OPERARTE LOS PECHOS NO VA A MEJORAR TU AUTOESTIMA

La cosa ha llegado al punto de que tu autoestima se ve realmente afectada por tu falta de “pechonalidad”, ¿verdad?

Ya has visto que yo también pensaba que mi autoestima y mis pechugas estaban íntimamente relacionadas.

Si te operas se acaban los problemas…¡miau!

¿Acaso conoces a alguien que después de operarse haya conseguido mejorar su autoestima?

Yo no he conocido a ninguna mujer que tras operarse los pechos, o cualquier otra parte de su cuerpo, haya conseguido sentirse bien consigo misma. Los tiros no van por ahí.

Pero no considero que una mujer que se opera para sentirse mejor sea una mujer superficial. Una mujer que se opera puede ser una mujer con baja autoestima, que no encuentra otras herramientas (o no quiere encontrarlas), pero no necesariamente una mujer superficial.

Lo que tiene que quedarte claro es que si tu problema es la baja autoestima, eso no se va a arreglar en quirófano, a no ser que lo que te vayas a hacer sea una lobotomía claro.

SI ERES HETERO: CONOCE LO QUE LE GUSTA A LOS HOMBRES REALMENTE

Si tú también piensas que la parte femenina preferida de los hombres son las tetas, ¡te equivocas!

Investigando por la red para escribir este artículo, encontré un foro donde se les preguntaba a los hombres directamente por este complejo de pecho pequeño que tenemos algunas.

Ellos, muy majos y sensibles, reconocían que el tamaño del pecho no era importante, que era mucho más importante ¡cómo tuvieras el culo!

Ufffffff, menos mal, ya te quedas más tranquila, ¿a que sí?

Pues no, claro que no.

Porque si tienes un culo socialmente aceptable esto puede ser un alivio.

Pero si tienes un culo que se sale de los estándares establecidos, ¡estás jodida!

“Vale, perfecto, voy a dejar de pensar en operarme las tetas y voy a ver qué puedo hacer con este culo. Cuando encuentre la manera de arreglarlo podré ser feliz de una vez por todas”.

Esto no es algo que te digas conscientemente, pero lo piensas en lo más profundo de tu ser.

¡Pues a la mierda! Y ya son tres las veces que he dicho “mierda” (ahora 4).

¿En serio vas a dejar que tu felicidad dependa de cómo sean tus tetas o tu culo?

¿Vas a permitir que otras personas decidan cómo tienes que ser en función de lo que a ellas les gusta?

VENTAJAS DE TENER EL PECHO PEQUEÑO

Cuando consigas superar tu complejo de pecho pequeño, te darás cuenta de la multitud de ventajas que tiene.

Como yo ya lo he superado, te las cuento todas para que empieces a valorarlas:

NO NECESITAS SUJETADOR. Como su propio nombre indica, sirve para sujetar y tú no tienes nada que sujetar así que:

  • Te ahorras dinero en sujetadores.
  • Tendrás más espacio en la maleta cuando salgas de viaje.
  • Tus tetas serán libres como el viento.
  • Y como son pequeñas, aunque vayas sin sujetador no irás sacando ojos por ahí cuando se te pongan los pezones duros.

TENDRÁS MENOS PROBABILIDADES DE ATRAER HOMBRES MACHISTAS A TU VIDA. Resulta que hay estudios como este que han determinado que los hombres machistas prefieren las mujeres de senos grandes. Así que da gracias al cielo de tenerlos pequeños porque ¿quién quiere un machista en su vida?

NO SE TE VA A CAER NUNCA. Otra gran ventaja de tener mini-tetas es que jamás se te quedarán flácidas, no hay material para eso ;-).Tus tetas se quedarán en su sitio para toda la eternidad. O bueno, en caso de que se caigan un poco no se notará demasiado.

TE AHORRAS DOLORES DE ESPALDA. Todas tenemos una amiga con las tetas tan grandes que le provocan dolores de espalda. Imagínate, si ya tienes dolores de espalda de forma habitual, que en tu delantera hubiese varios kilos de más. ¡Prefiero no imaginármelo! Así que sonríe, a ti esto no te va a pasar.
DISFRUTAS MÁS DEL SEXO. Sí, como lo oyes, según la web OkChicas: “Investigadores de la Universidad de Viena descubrieron que los pechos grandes son 24% menos sensibles que los pechos pequeños. Si tus senos tienen menos tejido graso, son más fáciles de estimular. Más movimiento, más sentimiento y todo se vuelve sensaciones al doble”.

Si tienes el pecho pequeño y no sabías esto, quizá es que aún te quedan cosas por explorar en lo que a tu cuerpo se refiere. Este artículo te puede ayudar.

Sin embargo, yo misma puedo corroborar esto.

La parte de mi cuerpo con más sensibilidad cuando tengo relaciones sexuales es el pecho, sin lugar a dudas. Es mi zona erógena por excelencia, de donde vienen mis mayores estímulos y la que me proporciona más placer. Yo pensaba que era lo normal.

Pero preguntando a mis amantes, pocas veces han conocido mujeres con tanta sensibilidad en el pecho como yo.

Coinciden conmigo en que las mujeres con el pecho pequeño lo suelen tener más sensible que las que tienen las tetas grandes.

Hoy en día, me alegro muchísimo de no haberme operado las tetas porque casi con toda seguridad habría perdido esa sensibilidad que me hace volverme loca cuando comparto cama con alguien.

¿No es magnífico?

¿QUÉ PUEDES HACER PARA SUPERAR TU COMPLEJO?

Supongo que el complejo de pecho pequeño no es el único complejo que tienes. Y es posible que todo esto que te cuento ya lo supieses de antes y que aún sabiéndolo no hayas conseguido superar tu complejo.

Pero dime, ¿qué herramientas has utilizado para superarlo?

¿Comprarte los sujetadores con más relleno?

¿Dejar de usar los escotes que no te favorecen?

¿Buscar los defectos de las mujeres con pechos grandes que tanto envidias?

¡Así no vas a poder superarlo ni de coña!

Si hay un complejo grande, el que sea, se debe a una falta de autoestima provocada por otros motivos que no vienen al caso.

Yo conseguí superar mis complejos a base de mucho trabajo de instrospección, mucha terapia y poniéndole conciencia a lo que me pasaba.

Es por eso que cree mi web y me despeloté delante del mundo para no esconder nada, para que las mujeres que pudiesen verlo se empezasen a atrever a mostrarse tal y como son.

Si yo lo he conseguido, ¡tú también puedes!

CONCLUSIONES

Eres mucho más que unas tetas bonitas o que un culo fitness, tu valor como mujer va mucho más allá.

No te voy a mentir, no fue fácil llegar al punto en el que estoy hoy. Y aunque es cierto que cada persona tiene su camino, conocer el camino de la gente que ha llegado donde nosotras queremos llegar puede ayudar muchísimo.

Sufres mucho por tus complejos, así que aunque haya ironizado en bastantes ocasiones y parezca que me tomo el tema a guasa, sé perfectamente lo que se sientes y lo mucho que supone para ti.

Pero es magnífico poder ponerle humor incluso a las cosas que nos hacen sentir peor, ¿no te parece?

Me gustaría que te dieses cuenta que hay muchas cosas que puedes hacer por ti antes de meterte en un quirófano.

Aprende a amarte por encima de todas las cosas, a respetarte como eres, a mimarte y cuidarte como nunca lo has hecho.

Cuando tu autoestima vaya sanando, te importará un mojón el tamaño de tu pecho. ¡Te lo prometo!

Antes de despedirme, me gustaría hacerte un regalo. Espero, de corazón, que lo disfrutes muchísimo.

Y ahora, ¡quiero escucharte a ti! Cuéntame…

¿Sufres por tener el pecho pequeño?

¿Lo has superado y te gustaría contarnos cómo fue?

¿Crees que pasar por quirófano puede mejorar la autoestima?

zorras y brujas

Muchísimas gracias por llegar hasta aquí.

Un abrazo enoooorme ¡pero cuidado con aplastarme los pechos! 😉

32 Comentarios

  1. Maravilloso articulo!!! Vivan las tetas pequeñas!!!! Al igual que tú a mi me pasa lo mismo, en las relaciones sexuales mi pecho me da mucho placer.

    • Hola Nines!!!

      Es genial, ¿verdad? Mis relaciones sexuales serían muy diferentes si no tuviese tantísima sensibilidad en el pecho, así que cada día me gustan más mis mini-tetas 😉

      Muchísimas gracias por comentar

      Un abrazo

  2. Si las elefantas tuvieran las tetas en proporción a las cabras, las tendrían que llevar en un remolque, y no creo que necesite mamar menos un elefantito que un cabrito. Igual pasa con las yeguas y son estéticamente más bonitas que las cabras, que van andando y dando bandazos. Espero que no te mosquees por poner ejemplos de animales.

  3. En lo único que estaba de acuerdo con Francisco Umbral es en lo que decía :” Me gustan las tetas de las mujeres que no tienen tetas”…por cierto, menos que mi mujer no tienes

  4. Hola “qué más da”…

    Aunque no he entendido el todo tu símil puedo asegurarte que mosquearme no me mosqueo.

    A día de hoy, lo que otra persona piense de mis pechos, o de mis artículos, me parece simplemente una opinión que mientras sea hecha con respeto tiene toda la cabida del mundo.

    Efectivamente da igual el tamaño de los pechos o de lo que sea, lo importante es que cada persona se sienta bien con su cuerpo (y con su vida en general).

    Muchas gracias por pasarte a comentar.

    Un abrazo

    • Gracias a ti Valentina!

      Hay poca gente que no tenga que trabajar la autoestima así que ¡adelante! que pasito a pasito se hacen grandes caminos.

      Un abrazo

      Tania

  5. Bueno… yo no pienso del todo asi lamentablemente es algo que lo tengo ahí siempre y hablais de un mejor sexo, a mi por ejemplo no es algo que me llame la atención básicamente porque no me he corrido en la vida y lo he intentado y nada osea que incluso lo rechazo no me queda bien la ropa por el pecho y eso de llevar el pecho libre no lo veo para mi o escotes tampoco , me les pruebo en tiendas y me salen hasta lágrimas , no puedo ver una pelicula para mayores de 16 con mi pareja porque salen tetas y no lo aguanto básicamente le tapo los ojos y no aguanto que me toque nada mas verlas me siento super mal no lo superare nunca yo creo , no uso rellenos para aceptarlo nada de relleno uso mi ropa normal (ropa holgada) no voy a la piscina ni playa me incomoda ver topless por mi y por mi novio , el es igual ni me deja ver hombres desnudo ni nada osea que vamos iguales no siento que haga nada malo si el hace lo mismo , también veo a modelos con poco pecho a ver si me llega a gustar pero nada acabo como las mierdas …

    • Uy Cam…ahí hay algo más a parte de la autoestima…

      Estos rechazos y estas cosas que os pasan a los dos con el cuerpo, el sexo, etc, pueden venir de bloqueos más profundos.

      Me ha removido mucho escuchar tu testimonio. Me encantaría que le dieses una vuelta a algún tipo de terapia que te ayude a superar estas actitudes, porque en realidad no os benefician a ninguno de los dos, aunque los dos seáis iguales.

      Imagínate que pudieses sentirte bien con tu cuerpo, en presencia de otros cuerpos, y con tu chico delante también…¡Puede ser muy liberador!

      Te animo a que busques y pongas en marcha alguna solución. Si lo conseguís también creceréis mucho como pareja.

      Un abrazo grande y muchas gracias por dejar un testimonio tan honesto, que mucha gente no se atreve a dar.

      Tania

  6. Yo sufro por tener pechos pequeños y ha afectado mucho mi autoestima por esa parte, solo me sentía bien con un hombre que fue mi primer novio con el que duré mucho tiempo.
    Cuando quisiera estar con alguien empiezo a preguntarme que va a pensar al verme “destetada” o si quiere tocarme los pechos no creo que me deje por vergüenza!!
    Me muero… y si! creo que al operarme va ayudarme a sentirme mejor conmigo misma, siento que tengo buen cuerpo a exepción por mis pechos… No se como podría seguir viviendo estando así y pensando así… Quisiera amarlos pero aun no he podido asimilarlo, viendo que mi familia o amigas tengan… o por lo menos no son tan planas 🙁

  7. Es la 1:26 am, y como cada noche, quitarme el sujetador 32-B y ver mis tetas chiquitas antes de dormir me ha puesto así: 😔.
    Estoy en esa fase tortuosa en la que parezco una depravada sexual mirando el pecho de cuanta mujer se me cruza por enfrente. Lo comparo con el mío, me da por mirar específicamente – claro- a las de pecho más grande que yo y hacerme la infaltable pregunta ¿Por qué mis pechos no pudieron crecer un poquitico más? 🙁 sólo un poco… Poquito. No soy que digamos plana planísima cero tetas, pero el 32-B apenas y lo lleno ¿por qué no un 34-B, ah? ¿POR QUÉ DIOS?! – Grito internamente a cada tanto-. ¿La cirugía? La considero a diario, sobre todo desde que una concuña se operó y luce contenta y satisfecha consigo misma… Me quiero sentir así.

    Pero al leerte te doy la razón ¿Sabes? O al menos eso quiero hacer porque una parte de mí quiere creer que no la necesito (la cirugía). Te doy la razón: Esto tiene un trasfondo mucho más complejo que el que supone la talla de mi brassier… Mi autoestima anda mal. No me gustan ni mis tetas, ni mi culo, ni mi cara, ni nada… Jodida 🤣. Entonces, o me pego un tiro en la cabeza a ver si volviendo a nacer la cosa cambia – y ni así tengo una garantía – o me hago a la puta idea de que esta soy yo, y sigo adelante.

    ¡Gracias por compartirnos tu experiencia! 💜

    • Lo del tiro en la cabeza lo podemos descartar porque como el Universo es tan gracioso podría ser que para la siguiente vida te tenga algo aún “mejor” preparado 😉

      Lo idea es que, identificado el problema, busques la manera de superar esos complejos que, en realidad, solo son una opinión.

      Cambiar esa opinión que tenemos de nosotras mismas no es fácil, pero es posible, te lo digo por experiencia.

      A día de hoy agradezco el hecho de haber decidido esperar para operarme porque si lo hubiese hecho en el momento en el que me lo planteé ahora me estaría arrepintiendo para toda la vida.

      Mira tus tetas en el espejo, seguro que son preciosas.

      Si no agradecemos por todo lo que se nos ha dado, el Universo no nos manda más cosas.

      Agradécelo todo y luego ya veremos, cuando esas ideas de gratitud se metan en tu cerebro, si te quedan ganas de operarte algo.

      Un abrazo enoooorme

  8. Yo tengo un problema muy grande,tengo mucho complejo de tetas,si voy a comprar sujetadores,me dan ganas de llorar,si veo unos pechos normales,pienso en que mis pechos no son nada y además me acompleja probarme ropa y verme medio plana…no se que hacer para dejar de pensar en este complejo…he pensado mil veces en operarme pero luego pienso que no seria 100%natural,que me metería en un quirófano y encima pagando cuando hay gente en un quirófano al que daria lo que fuera por no estar ahi….pero luego pienso en mi complejo y me dan ganas de llorar…y al llegar el verano de biquinis ni hablamos….no sé que hacer….

    • Yo me siento igual me pregunto porque quiero cambiar el tamaño de mis pechos cuando hay gente que necesita dinero para pagar cosas realmente importantes o por que me quejo de esto cuando hay gente enferma :/

      • Chicas, si os miráis en el espejo, véis vuestras tetas, y os dan ganas de llorar, es por las cosas que os decís cuando os miráis en el espejo.

        Cambiad ese diálogo mental, aunque os parezca mentira, aunque os sintáis ridículas diciendo: “qué tetas más bonitas tengo”.

        Vuestros pensamientos actuales también pueden considerarse mentira, solo son fruto de lo que os han dicho que tenéis que ser.

        Cambiad esa mentira por la otra, por la de que tenéis un pecho precioso. Total, puestas a mentirnos, al menos diseñar mentiras que os ayuden a trabajar la autoestima y a creeros lo bonitas que sois.

        Vosotras mismas lo habéis dicho, hay mucha gente que tiene que pasar por quirófano por cosas realmente dolorosas y tristes. Nos vamos a amargar nosotras la vida porque la publicidad dice que tenemos que tener una talla 90???

        Ánimo y vivan las mini tetas!!!!

  9. Hola, muy lindo tu artículo, pero yo no se que hacer con mi complejo, no uso relleno ni nada de eso y trato de aceptarme pero me es imposible tener relaciones por que me da mucha vergüenza tener los pechos tan pequeños(tengo 17) si pudieras ayudarme con eso de la primera vez te amaríaaa

    • Lucilaa!

      Tienes 17 años, yo con tu edad pensaba como tú.

      Pero aún así, no dejaba que mi complejo afectase a mis relaciones. Fingía que no me importaba. Y funcionó!

      Pararon los años, trabajé mi crecimiento personal, y me di cuenta que eso no era para nada importante.

      Finge que no te importa y trabaja tu crecimiento personal. Se te van a quitar las ganas de cambiar nada seguro 😉

      Un abrazo

    • Lucilaa, Oye, primero tienes 17 estas en la flor de la vida, lo que no sabes es que a muchos hombres nos gustan las mujeres autenticas, reales y de hecho a mi personalmente me gustan y prefiero los pechos pequeños, los considero mejores por muchas muchas razones. Si alguien te valora por el tamaño de los pechos entonces no vale la pena, te puedo asegurar no solo que eres una mujer muy completa como eres sino que muchos te prefieren precisamente asi, en serio te lo aseguro.

  10. Muchas gracias por este espectacular post, justo lo que necesitaba!! Mi mayor complejo de tener pecho pequeño es a la hora de vestir pero sobre todo de tener relaciones. Me explico, soy capaz de tirar todo a la basura en un relación solo porque no quiero que mi pareja me vea los pechos, en serio, me da verdadero pánico que vean mis pechos tan pequeños, pienso que le van a desagradar y me da una vergüenza terrible. No sé como superar ese miedo pero me trae de cabeza en serio!!

    • Poco a poco Paula!

      De momento, el hecho de que te haya gustado el post es un gran paso porque eso significa que algo se ha movido en ti.

      Ahora mira a ver qué puedes hacer con ese miedo.

      Todas las personas tenemos algún miedo, algunos demasiado limitantes.

      En lugar de gastarnos dinero en sujetadores con relleno, ropa que disimule o tratamientos estéticos, si ese dinero lo gastásemos en afrontar nuestros miedos y sanar la autoestima, no haría falta ni que hablásemos de ello.

      Empezar a sanar la autoestima es un proceso precioso que te llevará lejos, te lo digo por propia experiencia.

      Coge ese miedo de la mano, abrázalo porque ha venido para enseñarte algo, y sigue trabajando con él a ver qué ocurre.

      Un abrazote

  11. Yo… la verdad es que peor no lo puedo estar pasando… no puedo estar en un lugar con mujeres con pechos más grandes que yo… empieza mi parte neurótica a pensar lo peor de mí, que mi pareja no va a dejar de mirar otras tetas y me anula completamente la capacidad de hablar con nadie… odio esa sensación de no poder controlar como me siento y ni poder ser capaz de tener en cuenta todo lo objetivo… al fin y al cabo estos son pasos que van bien cuando estás receptiva… pero … como llegas a dominar esa inseguridad cuando algo en tu cabeza te ataca hasta tal punto que no puedes ni recordar esos puntos positivos¿

    • May, tu cabeza la controlas tú!

      Desde el momento en que te das cuenta de que esos pensamientos neuróticos están tomando el poder, céntrate en cambiarlos y ganar la batalla.

      Para aprender a tener el poder de tu mente te vendría muy bien hacer alguna técnica relacionada con la meditación o el mindfulness.

      Puede ser un antes y un después en tu vida y te servirá para cualquier situación.

      Te animo a que investigues por ahí.

      Un abrazo grande

  12. Hola !! Me ha gustado mucho tu artículo y me he sentido muy identificada, antes de conocer a mi pareja sentía lo mismo, todos los días deseaba tener unos pechos más grandes y era una tortura encontrar sujetador, en mi caso también he tenido siempre una baja autoestima por comprarme con los estándares de belleza y eso te hace sufrir mucho, pero la verdad mi pareja en estos 5 años me ha ayudado muchísimo a superar el complejo y eso que el es el típico hombre al que se le van los ojos detrás de una tetas grandes, pero siempre me ha demostrado que tener unas tetas grandes o pequeñas no quiere decir que vayas a gustar más porque por encima de todo lo más importante es gustarte a ti misma y he aprendido a hecerlo, no me da envidia que mi pareja vea unas tetas por la calle de hecho yo también las miro y que? Igual que miras a un chico que tenga un buen culo o unos bonitos ojos, pero significa eso que prefieras tirarte a ese tio que a tu pareja? Pues al revés es lo mismo, el problema es que la sociedad nos hace ver que si tenemos un cuerpo 10 seremos más felices porqie encontraremos al chico ideal y no es así para nada, el hombre ideal es aquel que te quiere tal y como eres y te hace sentir segura de ti misma sin importar las tetas que tengas porque al final con el paso de los años la belleza externa se va y solo queda tu belleza interior. Así que después de todo este rollo mi consejo es que os preocupéis de ser personas hermosas por dentro y aprendáis a quereros tal y como sois porque eso es lo más importante !!!

  13. Toda mi vida he tenido un complejo tremendo con mis mini tetas. Eran casi inexistentes, y me producían una baja autoestima. Pensé en operarme pero después de hacerme todas las pruebas me eché atrás cuando una enfermera me dijo que cualquier hombre preferiría tocar ese pecho pequeño y natural a uno operado. Yo tenía el pezón y poco más. A dia de hoy y después de 25 años y dos hijos mis tetas han crecido un poquitito, hasta una 34 A. Y gracias a mi marido he superado el complejo y hasta me atrevo a hacer topless. Quiero animar a las que se sienten mal, a los hombres no les importa el tamaño, y estoy muy de acuerdo con todo lo que dice el post.

    • Muchísimas gracias!

      Es cierto, habrá hombres a los que les importe el tamaño. Esos que se vayan con las tetonas.

      Pero lo normal es que las personas te quieran tal y como eres, aunque a ti te pueda parecer que no.

      A ti te parece que no porque cuando tú misma no te amas, así que no pienses en lo que otras personas van a pensar y trabaja desde tu interior.

      Mil gracias

  14. A diferencia de los demás comentarios, varios chicos me han hecho sentir mal, porque sospecho que me miran el pecho y me lo tapo y ellos con esa arrogancia y una sonrisa en la cara dicen, que le voy a ver si ni tiene nada, también he pensado en cirugía, pero mis papas se decepcionarian completamente.

    • Bueno Johana, no puedes gustarle a todo el mundo.

      A mí también me han hecho esos comentarios muchas veces y por qué me iba a ofender si son ciertos? No tengo pecho, qué le vamos a hacer, pero tengo otras magníficas cualidades y nunca he tenido problemas para ligar por tener el pecho pequeño.

      No tires balones fuera, lo que digan otras personas no es lo importante, lo importante es la importancia que tú le das a eso que dicen.

      Ahora piensas en cirugía porque seguro que eres muy joven, yo también lo pensaba. Deja pasar unos años y trabaja tu autoestima verás como deja de importarte.

      Un abrazo muy grande

  15. Hola, es la primera vez que soy parte de una serie de comentarios acerca de artículo, en realidad casi siempre soy de las que entran, leen y se van tomando lo bueno, pues en esta ocasión escribo porque siento que estamos liberándonos, siento algo así como una reunión de grupo que quiere dejar un vicio o algo similar, pero sobre todo porque entre anónimas podemos sacar de una vez esto que es tan difícil de hablar incluso con tus familiares o mejores amigos. Te agradezco Tania por este artículo y eres una persona admirable que ya quisiera estar en un nivel mental igual al tuyo y aceptarme como estoy con mis mini-casi-nulas titis. Pues ahí va mi caso: Tengo 29 años, recién casada y sin hijos, soy sumamente delgada pero ahí con cierta formita por detrás (chica de costa) recuerdo estar acomplejada desde la secundaria principalmente al ver el cambio de mis amigas de niñas a señoritas y fue muy difícil ver que conmigo pues nada de nada, recuerdo que siempre que iba comprar ropa terminaba molesta porque no se me veía como mi hermana, no me gustaba como me veía frente al espejo, no me gustaba ir a la playa con mis amigas, y si llegaba a ir prefería quedarme en la orilla cuidando las cosas, las relaciones sexuales eran siempre de “que pena” que me vea así como estoy, todo el tiempo he usado bra con relleno y creo que el momento más deprimente de mi día es verme al espejo así como hombrecito, bueno hasta pesadillas he tenido con que salgo a la calle y olvido ponerme mi bra con relleno!! en fin yo realmente quiero sentir que disfruto una vida con las ventajas personales de tener senos, que me guste como me veo al comprarme ropa, que pueda usar de todo, que al pararme de lado frente al espejo no vea esa desproporción qué hay entre mi 98 de cadera y mi pecho completamente plano, poder usar un bikini en la playa, y sentirme seductora al estar en la intimidad con mi maravilloso esposo, yo soy consciente de que mi vida no gira alrededor de mis boobies, nadie las pela sólo yo, no lo hago por agradarle a nadie, y he leído este artículo porque quisiera sacarme este complejo y así de sencillo vivir una vida sin depender del relleno, descartar la operación, pero es muy difícil sobre todo sabiendo que si existe la posibilidad de que pueda verme como siempre he querido, aun así seguiré intentando mejorar mi autoestima y ojalá pueda eliminar este complejo.

    • Querida Esperanza!

      Gracias por contarnos tu historia y atreverte a liberar ese complejo.

      Claro que es posible dejarlo atrás.

      Es posible y mucho más barato y seguro que la operación.

      El primer paso ya lo has dado: reconoces lo que te ocurre, sabes que en realidad no es tan importante, y que además trabajando tu autoestima dejará de tener sentido.

      Así que adelante, sigue así, eres una gran mujer tanto si tienes tetas como si no.

      Incluso puede que algún día acabes admirándolas.

      Yo no solo me he olvidado del relleno sino que ya no uso sujetador prácticamente nunca. Voy totalmente plana por la vida y ahora me encanta ponerme escotes. Me gustan las cosas tal y como están. Me ha costado llegar a este punto pero lo he conseguido.

      Ánimo preciosa!

      Un abrazo

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here