La violencia machista en Argentina arrasa, ¡¡Nosotras también!!

434
0
Compartir

Autora: Luz López

Según el Registro Nacional de Femicidios de la Justicia Argentina, en 2016, 254 fueron las víctimas de femicidio en todo el país, una por cada 30 horas. Pero esta estadística se modificó –para mal- en 2017 obteniendo como resultado un femicidio cada 18 horas: entre el 1 de enero y el 17 de noviembre los “números” son estos: 223 femicidios, 12 femicidios vinculados a mujeres y niñas, 19 femicidios vinculados a varones y niños y 4 travesticidios, de los cuales el 88% del total fue perpetrado por alguien con cierto “vínculo cercano” a la víctima (44% pareja, 20% ex pareja, 13% conocido y 11% familiar) y el 18% de las víctimas habían realizado denuncias previas.

El Estado es responsable

Para seguir con los datos negativos que calan hondo en el sentimiento de justicia e igualdad, te puedo contar que a pesar de que en Marzo de 2009 se sancionó la Ley Nacional 26.485 “Protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que se desarrollen sus relaciones interpersonales”, la ineficacia de su aplicación deja cada vez más, como lo habrás notado, a madres y padres sin sus hijas, hijxs sin sus mamás y familias enteras sin hermanas, primas, tías, sobrinas, parejas. Y no es por acudir a la sensiblería que uso estas tan escuchadas expresiones, sino porque pienso en el trasfondo de esos “números”. Ese trasfondo es la vida cotidiana de esas mujeres que incluye a su familia, a sus amigxs, compañerxs de trabajo que no encuentran respuesta alguna desde ningún organismo estatal. ¿El Estado? Bien, gracias. AUSENTE, y por ende, RESPONSABLE al disminuir cada vez más el presupuesto nacional –entre otras negligencias- destinado al Instituto Nacional de las Mujeres que tiene el fin de profundizar las políticas públicas integrales para el empoderamiento de las mujeres.Zorras y brujas

El 1º Índice Nacional de Violencia Machista (Noviembre de 2016), revela que el 97% de las mujeres y mujeres trans entrevistadas (59.380 casos a lo largo de toda la Argentina) sufrieron al menos una situación de acoso en espacios públicos y privados. En todos los indicadores analizados en este informe ejecutivo (estigmatización, discriminación, desvalorización, violencia física, emocional, económica, obstétrica, sexual,  violencia en la pareja, maltrato ambiental, etc.), los subgrupos más vulnerables son a los que pertenecen aquellas mujeres con niveles educativo y socio económico bajos.

Gran movimiento social. Somos más.

A pesar de que las cifras de la violencia machista de todo tipo va en ascenso, también crecen las voces que reclaman su visibilización e inmediata erradicación. Por ejemplo, la más sobresaliente es la convocatoria #NiUnaMenos que nació de un grupo de periodistas, activistas, artistas, pero creció cuando la sociedad la hizo suya y la convirtió en una campaña colectiva. A Ni Una Menos se sumaron miles de personas, cientos de organizaciones en todo el país, escuelas, militantes de todos los partidos políticos. Porque el pedido es urgente y el cambio es posible, Ni Una Menos se instaló en la agenda pública y política. A partir del 3 de junio de 2015 en cientos de plazas de toda Argentina una multitud de voces, identidades y banderas demostraron que Ni Una Menos no es el fin de nada sino el comienzo de un camino nuevo.Zorras y brujas

Quizás trascenderán más las noticias sobre la vulneración y hasta avasallamiento de los derechos de las mujeres en Argentina pero la lucha por los mismos y las personas comprometidas con esto también somos cada vez más. No es una ilusa esperanza. En Argentina y América Latina le hacemos frente a la violencia machista -y al patriarcado en sí- con la fuerte y decidida convicción de que la sororidad nos una, atravesando todo tipo de barreras geográficas e ideológicas.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here