Entrevista a Roberta Marrero autora de “El bebé verde: infancia, transexualidad y héroes del pop“

2532
0
Compartir
Texto y fotografías Lucy Sombra

Entrevista a Roberta Marrero

Era jueves y era 23 de noviembre el día que la enorma Roberta Marrero vino a la Biblioteca Regional de Murcia a participar en una charla que llevaba como título ‘Cómics más allá del género (LGTBI en cómic)’.

  El sexo y la sexualidad han pertenecido casi exclusivamente a la intimidad de las sábanas de cada unx (sobre todo la sexualidad femenina y las prácticas y sexualidades no normativas) del mismo modo que la búsqueda -y el encuentro- de nuestras identidades (sean o no de género) se suelen desarrollar en conversaciones que tenemos para adentro. Sin embargo, ahí afuera y con un altavoz mediático bastante potente están las peras castigadas sin las manzanas, los autobuses altamente inflamables y las plataformas pro-odio lideradas por seres de ario pelaje y tufo ultracatólico. Creo que hemos aprendido ya que los armarios no encierran nada bueno, que el cariño, los cuidados y los afectos también tienen una dimensión política y social. La Intimidad y Lo Político necesitan y deben follar en espacios públicos para normalizar la diversidad, para acabar –que ya está bien- con el pánico escénico de mostrarse unx tal cual es.  Y aquí está Roberta Marrero, dibujando lucha y reivindicándose a través de su novela gráfica autobiográfica. Gracias Roberta por la valentía de mostrarte.

LucySombra: Cuando narras el episodio de bullying que sufriste en el colegio cuando se refieren a ti como “¡maricón!” se está poniendo de manifiesto que tu “ser niño” no encaja con el modelo normativo o hegemónico de “lo masculino”. Leo que escribes: “Boy George era un hombre gay jugando a estar entre lo masculino y lo femenino, y yo era una niña”, y me pregunto, ¿crees que existiría la homofobia si no existiera la misoginia?

Roberta Marrero : La misoginia está detrás de la homofobia, incluso dentro de la homofobia (o plumofobia) que hay en del colectivo LGTBIQ. Los hombres afeminados son doblemente oprimidos: por homosexuales y por ser femeninos. El hombre se supone que tiene que ser súper macho en el sentido más normativo y absurdo de la palabra, cualquier disidencia de esa “hombría” es vista por desgracia como alta traición, no sólo para mucha gente cis hetero sino también para muchos hombres gays. Piensa que, por ejemplo, el término marimacho no tiene el mismo peso que la palabra maricón.

LucySombra: Las teorías de género fluido actuales apuntan a una necesidad de huir de estereotipos y de pegarle fuego a las etiquetas para definirnos. Cuando dices “Me faltaba terminología y conocimientos para ponerle nombre a lo que me estaba pasando”, ¿crees que en la realidad trans el etiquetado resulta ineludible?

Roberta Marrero : Resulta necesario. Cuando estoy en un ambiente seguro, donde todas y todos sabemos de estos temas nadie se define, nos da lo mismo, no nos es necesario. Pero no vivimos solo con gente que es queer o trans, vivimos en la sociedad que es más amplia que eso y que necesita que seamos visibles para que todas y todos podamos vivir vidas mejores. Entonces es vital usar las etiquetas, nombrar las cosas, si no las nombras no existen y la invisibilidad no trae nada bueno.

LucySombra: Como mujer trans, ¿te sientes traicionada por el feminismo?

Roberta Marrero : En absoluto. Le estoy agradecida al feminismo. Hay feministas que no quieren a las mujeres trans en las filas feministas (si es eso a lo que te refieres), pero obviamente no son todas (y en todo caso si alguien que se hace llamar feminista me quiere oprimir por ser trans me da lo mismo, no he llegado hasta aquí intentando agradar a nadie), ni son EL feminismo. Lo bueno de la teoría feminista es que se piensa todo el rato, se define una y otra vez y hay un feminismo que no es monolítico en el sentido de Mujer, así en mayúsculas, sino que piensa en todas las mujeres que hay: blancas, negras, asiáticas, ricas, pobres, cis, trans, etc. Para mí el feminismo es Virginie Despentes no Janice Raymond.

LucySombra: En El bebé verde hay numerosas palabras o incluso frases tachadas, ¿es esto una reivindicación de la visibilización del error y una defensa de la legitimidad a equivocarse o es simplemente una subversión estética, una innovación visual?

Roberta Marrero : Es algo que he hecho en mi trabajo desde el principio. Yo hago todo a mano y si me equivoco, tacho y escribo o dibujo encima. Me gusta además estéticamente, el error es bonito.

LucySombra:En tu comic hablas de los peligros de la construcción que la sociedad ha hecho para nosotrxs del mito del amor romántico y de cómo ese cuento prefabricado tan alejado de la realidad puede convertirse en locura en las personas trans. Como mujer trans y escritora, ¿qué cuento contarías tú sobre el amor y la verdad en unas pocas líneas?

Roberta Marrero : Que no existe tal cual nos los han vendido, bueno, existe pero es altamente tóxico. Creo en las amistades sexuales entre personas maduras y emocionalmente inteligentes pero no en el amor romántico.

LucySombra:Después de la revuelta de Stone Wall, liderada por personas trans, y de las sucesivas reivindicaciones del Orgullo LGTBIQ+ celebradas anualmente por colectivos y organizaciones implicados en la lucha contra las fobias, ¿qué sentido le das a tu frase “La verdadera revolución es individual y no colectiva”, incluida a modo de conclusión/resumen casi al final de tu obra?

Roberta Marrero : Con eso me refiero a que cambiar el mundo así en general y darle la vuelta a todo y acabar con las injusticias, la opresión, las religiones castrantes, etc, es un poco utópico, aunque no por ello hemos de dejar de intentarlo. Al hablar de individualidad me refiero a que cuando nos reeducamos y nos tratamos con respeto estamos enseñando a la gente de nuestro alrededor a hacer lo mismo, y ese pequeño cambio es significativo. Aunque al final la individualidad no existe de un modo tajante porque formamos parte de la colectividad social, sí que es una decisión individual cambiar, leer, conocer, desprogramarte de las ideas nocivas que recibimos constantemente sobre un montón de cosas. 

Compartir
Artículo anteriorPECHO PEQUEÑOS
Artículo siguienteDiccionario de la desigualdad
Rubia alienada por elección, se prostituye en las aulas del Estado como funcionaria blanca occidental y biochocho privilegiado. Feminista desagradable por imposición patriarcal, esta antimadre es feliz escuchando a su hijo deconstruir su masculinidad cantando "Yo soy tu gatita".

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here