Daniela Crow ilustradora feminista “Strong and beautiful woman”

793
0
Compartir

Para el momento en el que comencé a descubrir lo que era feminismo, mi autoestima era inexistente.

Todos hemos tenido baja autoestima en algún punto de nuestra vida, en distintas tonalidades, la inconformidad siempre está allí, y son muchos factores que contribuyen a odiar tu cuerpo, a compararlo, a despreciarlo. Yo, personalmente, no me quería, y es así de sencillo, mi amor propio no existía, ni siquiera podía considerar posible amarme, y es que mirarme en el espejo me costaba, me pesaba, y es que salir en una foto era imposible, y es que… Tantas cosas.
Todo comenzó aproximadamente a los 11 años, cuándo aún sin tener casi vello, dos pelitos me daban vergüenza. Me traumatizaba que alguien viera mis piernas con dos pelitos casi imperceptibles, pero pelos al fin. Me tenía que deshacer de ellos porque ¡qué asco! joder, qué dirán, no está permitido tener vello, (o eso escucho decir, eso es lo que sé, aunque no entienda porqué está mal)… ¡11 AÑOS DE EDAD!
ilustradora feminista

Pasa el tiempo, mi cuerpo comienza a cambiar, odio mis senos, odio mis caderas, odio mis brazos, ¡una estría! ¡me quiero morir!

 Comencé a llenarme de mierda, comencé a esconderme, y caí, y me hundí…. Entré en depresión, ya no solo no me quería, me odiaba, estaba triste, si yo no me quería, nadie iba a hacerlo. Y era así…
El suicidio era una constante en mi mente, pensaba que no valía y entonces para qué seguir… Un día comencé a leer (¿una señal? No lo sé) , me topé con un artículo muy básico, sin mayor profundidad, hablaba de feminismo, descubrí que existen cuerpos distintos, descubrí que no solo yo tenía estrías, no solo yo me acomplejaba y me daba cuenta de cuánta estupidez estaba sembrada en mí.

Y entendí cuán subjetiva era la belleza. Y entendí que no todos los cuerpos son lindos, pero todos los cuerpos son válidos. 

Comencé a profundizar en el tema, y a darme cuenta. Pero es que unos pelos no te van a hacer daño, pero es que tener panza no te va a hacer daño, pero es que tener estrías no te va a hacer daño, pero es que un cuerpo diferente no te va a hacer daño y está bien.
Daniela Crow ilustradora feminista.
Necesitaba trabajar en mí, necesitaba trabajar en mi salud mental y emocional, necesitaba trabajar para comenzar a amarme. Y sí, aún sigo trabajando en ello, pero aunque se me quiebre un poco la voz, puedo decir que me quiero, puedo halagarme yo misma, mirarme al espejo y decir algo positivo sobre mi aspecto. 
Y comencé a pensar en todas las chicas que pasaban por ésto, las chicas que se frustraban tanto por su apariencia que preferían no salir, preferían encerrarse, sucumbirse en una montaña destructiva de “no soy suficiente”. Pero ¿suficiente para qué? ¿suficiente para quién? ¿suficiente para la sociedad? Claro, la misma que a fin de cuentas es tan imperfecta como tú (o más), que el concepto de lo que es perfección está en una mente dañada, pero eso es todo, se queda ahí.
¿Entonces? ¿porqué no eres suficientemente fuerte para decir “soy mujer, soy así, soy válida, soy maravillosa, soy el amor de mi vida y te puedes meter tus conceptos por el culo”? Deberías serlo, todas deberíamos.
Daniela Crow ilustradora feminista.
Y entonces comencé a ilustrar, “Girl Power”, “Strong and beautiful woman”, “My pussy, my choice, my body, my voice”... Y comencé a buscar la forma de demostrar la belleza de la mujer, la fuerza, el poder, el valor que tienen, y que no solo existe un tipo de cuerpo, no solo existe una voz, sino miles, tan intensas y poderosas como el sol. No permitas que esa intensidad, que esa fuerza se apague, no permitas que te roben ese valor.
Yo no pienso permitirlo, seguiré dibujando, seguiré alzando mi voz, seguiré luchando por todas aquellas voces que aún son susurros, pero sé que se convertirán en gritos.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here