Tu cuerpo es mío: Putas, Vasijas y el Feminismo Rottenmeier

14501
23
Compartir

“Mi cuerpo es mi genuino patrimonio”

Mario Benedetti

El feminismo está vivo y en constante revisión. Y menos mal. La lectura que hago de las discrepancias es positiva: los debates se dan porque seguimos construyendo, lo que casi siempre es síntoma de gozar de sana democracia interna, de no haber alcanzado un estado de enquistamiento, de seguir siendo aprendientes dentro de este movimiento -por suerte para nosotrxs, tan plural. Aunque compartimos preceptos básicos derivados de la lucha feminista mantenida durante décadas, existen actualmente opiniones enfrentadas en torno a dos temas en particular: prostitución y gestación subrogada.

Meto estos dos temas en el mismo saco porque me parece que, en muchos puntos, la base de los argumentos en contra de ambos parte de la misma idea. Parece ser que para las abolicionistas y las anti-gestación subrogada el clásico Mi Cuerpo Es Mío viene con letra pequeña o alguna que otra excepción. Parece ser que otra de las consignas feministas más populares Mi cuerpo/ mi vida/ mi forma de follar/no se arrodillan ante el sistema patriarcal, también lleva algún que otro ‘pero’ detrás, alguna que otra matización.

Demonización de la pareja homosexual

Uno de los argumentos estrella que más he leído dirigido a las parejas gays o lesbianas es este: querer ser madre o padre por gestación subrogada (porque biológicamente no es posible) se considera un capricho, un acto egoísta, egocéntrico y narcisista. Si dos hombres quieren tener un hijx por gestación subrogada se tilda de egoísmo falocéntrico (¡!). Lo que te vienen a decir lxs que así opinan es, reformulado, básicamente esto: te jodes con lo que te ha dado la naturaleza. Me pregunto dónde queda la ciencia y los avances médicos en investigación en general, tan por la labor de joder lo que la naturaleza (o Dios, que también decide nuestro destino) muchas veces nos regala en forma de todo tipo de enfermedades y dolencias. Me pregunto si vamos a boicotear también a las que echan mano de los bancos de semen, las clínicas de fertilidad, y otras técnicas de reproducción asistida; todas opciones tan poco naturales.

Lxs que blanden la espada del inevitable destino biológico a continuación les sueltan: ¡pues que adopten! y desarrollan todo decálogo humanitario revuelto con todo un argumentario medioambiental y ecológico sobre la superpoblación del planeta. Y digo yo, ¡qué malas personas y qué inconscientes las parejas cis hetero y todxs lxs fértiles del mundo!

Demonización del servicio: heteropatriarcado y  gaypitalismo

El titular vendría a ser: pagar por un servicio es mal. Pagar pagar pagar sirve al capitalismo heteropatriarcal (aquí dejo esta línea por si alguien la quiere rapear). Y … ¡buena suerte!, porque sí, se paga por todo en el pueblo donde yo vivo y en todas partes, creo. Qué sucio esto de que se necesite dinero para –inserte aquí el verbo de su elección- o satisfacer sueños o deseos, para disfrutar de confort o tranquilidad o lo que sea que queramos comprar. ¿Hay plataformas para acabar con el dinero? ¡Yo quiero ir a sus asambleas! Ah, no, espera, ¿pero alguien aquí trabaja gratis? ¡Tantas décadas de lucha por la adquisición de derechos laborales y sueldos dignos y lo errado que estaba el tiro, oye! Pues a mí me parece bastante más rastrero y bastante más mezquino pedirle a alguien que de un servicio o que trabaje gratis. ¿Realmente dónde está lo terrible en que una persona cobre por sexo o por llevar en su vientre el bebé de otra(s) persona(s)? ¿Se contemplan todos los escenarios, todas las circunstancias posibles, todas las situaciones personales? Los argumentos supuestamente heteropatriarcales y gaypitalistas los encontrarán ustedes en la puerta de su parroquia más cercana, pregunten a sus amigxs moralistas (y homófobos) más cercanos, asistan a alguna asamblea de nostálgicxs del comunismo de hace dos siglos o manden un wasap a sus prejuicios (que le responderán ipso facto con una carita roja enrabietada). El estigma no nace, se hace; para hacer su estigma perfecto no lean, no se informen, enquístense en el pedestal desde el que enjuician la vida y elecciones personales de lxs demás y disfruten. Si quieren hablar de los derechos de los bebés gestados en embarazos subrogados, pueden quedar a tomar café con lxs católicos anti-aborto e intercambien opiniones.

Demonización de la puta y la vasija: las mujeres 

Este es el último grito en alienación. La eterna nomenclatura y adjetivación en torno al  cuerpo de la mujer, su coño (que ahora resulta que es tuyo) y su útero (que ahora resulta que necesita de tu consentimiento). Se habla largo y aburrido sobre los riesgos del embarazo (¡dios mío! ¡Yo también estuve una vez embarazada! ¿Podría haber muerto?), las secuelas, lo traumático de todo. Como siempre, las voces de las trabajadoras del sexo (algunas muy empoderadas, por cierto, y muy puestas en esto de la Cosa Feminista) o de las mujeres gestantes son silenciadas o ninguneadas. En todo ese blabla yo sólo veo actitudes paternalistas, infantilización de la mujer, misoginia interiorizada y exteriorizada (¿de verdad nos vamos a llamar “vasijas”/”vientres de alquiler”?), en definitiva, mucho feminismo Rottenmeier. Argumentos falaces que quieren ser anti-patriarcado pero que son machismo de manual, discursos ajenos a la realidad que resultan hipócritas pues no tienen la misma actitud con la realidad laboral de esas mismas personas y esos mismos perfiles en otros puestos de trabajo, otros servicios: ay, ay, la doble moral. En esas actitudes acusatorias y juicios reprobatorios yo veo sobre todo reproducción de las estructuras de poder de siempre: porque yo sé lo que te conviene, lo que es mejor para ti, tú no lo ves, tú no te das cuenta, estás alienada, tengo que protegerte, tengo que salvarte, me necesitas. Paradójicamente, son las abolicionistas y las anti-gestación subrogada las que tratan a la mujer como una mercancía, las que nos cosifican y las que insisten en el lenguaje ofensivo sobre su cuerpo. ¡Pues vamos a apropiarnos también de los insultos! En otra vuelta de tuerca, reivindicaremos desde el feminismo no-hegemónico la apropiación de las palabras; y desde ahí gritaremos que queremos tener la libertad de ser putas, vasijas, feminazis o lo que sea que nos venga en gana ser.

La necesidad de tener un marco legal que ofrezca garantías y consolide derechos laborales son mi manera de entender cómo se combate la precariedad, la feminización de la pobreza, las desigualdades socio-económicas y la total desprotección que sólo trae miserias. Nos iría bastante mejor si dejáramos de medirnos el tamaño de nuestro feminismo, de culparnos, de acusarnos, si dejáramos de ser intrusivas Señoritas Rottenmeiers que ordenan, dictan y mandan sobre otras mujeres, sus vidas, sus cuerpos, sus embarazos y sus formas de follar.

 

 

Compartir
Artículo anteriorLas Caseras, Bolivia
Artículo siguienteLaberintos de Cristal
Rubia alienada por elección, se prostituye en las aulas del Estado como funcionaria blanca occidental y biochocho privilegiado. Feminista desagradable por imposición patriarcal, esta antimadre es feliz escuchando a su hijo deconstruir su masculinidad cantando "Yo soy tu gatita".

23 Comentarios

  1. ¿Tener hijos con tu genética es un derecho? Pensaba que era un derecho de los niños y niñas tener una familia (da igual si homosexual, monoparental, heterosexual etc), pero con unas garantías para la criatura. Pensaba que cualquier movimiento revolucionario, como lo es el feminismo (o lo era, porque el neoliberalismo ha calado hondo y hay nula consideración de clase), defendería que estos niños puedan ser adoptados o acogidos por aquellos que no pueden tener hijos de forma natural. Pero no, el individualismo y egoísmo de aquellos que quieren perpetuar su genética usando el cuerpo de otra persona prefiere abanderar una ”lucha” por ”derecho” (deseo, realmente) a la Gestación Subrogada y no mejorar las condiciones de la adopción y facilitarla. ¿Lo próximo, la regulación de la venta de riñones, porque ”mi cuerpo es mío”? Cuando vea demanda de mujeres gestantes y no de personas que quieren comprar bebés, cuando vea que una señora de la Moraleja geste de manera altruista para su criada, igual se puede entablar un debate sobre DDHH. Mientras tanto es otra muestra más de las desigualdades sociales y la mercantilización del cuerpo y menores.

    • claro que no es un derecho! y sabes lo que tampoco es un derecho?? fumar! lo que no impide regularlo, no? tampoco es un derecho conducir un coche, pero no está prohibido, sino regulado… seguro que se te ocurren más ejemplos!

      la adopción… tengo una pregunta, los padres que sí pueden engendrar (ya sabes, con deseo de hijos genéticos y tal) ¿deben renunciar a procrear hasta que no quede huérfano alguno por adoptar? o cómo va?? porque huele a que el altruismo que se lo gestionen los demás, los “infertiles” (proto-pecadores, algo habrán hecho “mal” para no poder procrear, verdad??), un tanto hipócrita el argumento, no?

      lo de los “riñones” es demagogia “premium”, porque no hablamos de vender trocitos de cuerpo o mercantilizarlo, sino de ampliar la autonomía reproductiva, de maternidades, de poder elegir libremente usar la capacidad gestacional para ayudar a otra persona en su plan vital, esto solía llamarse sororidad (y a veces se da de “ama” a “criada”, fijo que sí, pero es muy curioso que se cuestione la GS y no la relación de poder ama-criada en sí, de hecho, no te has preguntado cómo afectaría a esa relación la GS? lo mismo la disuelve…)

      buen intento, prohibicionista de hoja parroquial, pero no cuela… curioso que eligieras “feminismo” como nombre, porque es un poco lo contrario todo lo que planteas, pero bueno, otra falacia más…

      • Hoja parroquial? Los partidos que defienden la GS precisamente son Ciudadanos y en su momento UPyD. Que gracias de parte de ellos por la campaña gratuita, vendeobreras!! La diferencia entre fumar y utilizar un coche y la GS es que no estás usando el cuerpo de una persona que necesita dinero, no es tan difícil de entender! Claro que cuestiono la relación ama-criada, y es una muestra de las diferencias de clase que nos separan, si soy anticapitalista no voy a estar a favor de una práctica que favorece los intereses de una clase que no es la mía, no crees? La GS es un ”derecho” de aquellos que se lo pueden permitir. Quien tiene dinero manda, y quien lo necesita y puede tener hijos, se subordina a dichos deseos. También hay mujeres infértiles pobres créeme, pero ellas se van a partir el lomo trabajando y se van a joder mientras que otros contratan a alguien que tenga bebés por ellos. No quiero que las mujeres no elijan qué hacer con su cuerpo, quiero que los ricos no tengan acceso a sus deseos a costa de la renuncia a DERECHOS como la matria potestad, y los que se derivan del parto, de LAS MUJERES, que tanto ha costado conseguir para que un contrato los eche por tierra y someta el cuerpo de las más desfavorecidas a las leyes del libre mercado.

        • primero, que sea un derecho o no, no importa, se puede regular… de hecho, la prohibición es ya una regulación (un poco drástica)
          segundo, el clasismo está en desviar la mirada hacia la GS y estereotiparla como clasista sin reparar que es justo al contrario, al prohibir la GS creas la relación clasista, creas el estereotipo del que pretendes huir, porque entonces los ricos y famosos son los únicos que pueden permitirse ir a la india o donde sea a “comprarse” un bebé…
          tercero, hay estudios en los estados que permiten GS, que muestran que el perfil de gestante es el madre, casada, con estudios superiores, trabajo a tiempo completo y con deseo de ayudar sobre el ánimo de lucro (sin lucro igual se lo piensan, pero antes quieren ayudar a otras mujeres infértiles), y por el otro lado el 80% de las comitentes son mujeres con problemas en el útero (aka infértiles), y desmonta todo eso de pobres explotadas por ricos
          cuarto, debido a la ceguera ideológica (la hoja parroquial) se retuerce todo el debate y se ignoran los hechos como que canadá legisló para evitar la explotación (salvo la católica quebec, que es prohibicionista) o en Tailandia se tuvo que regular para, nuevamente, evitar la explotación (que ya era galopante), de hecho (ver punto dos) es más efectivo regular que prohibir
          quinto, prohibir es paternalista con la gestante e insolidario con la infertilidad de la comitente, y lo de “obligarla” a pasar por la adopción hipócrita como poco…
          por último, que lo defienda c’s o upyd o la falange no implica que la GS no pueda ser regulada, o qué pasa, que vamos a la contra de lo que digan otros porque lo dicen otros?? nos subordinamos a “lo contrario” de lo que digan sólo por ser fachas?? un poco de inteligencia, no?

          • Pues no veo a ninguna mujer manifestándose por ”ayudar” a tener hijos para otros, vaya! pero sí manifestándose por el derecho a una vivienda digna, a una retribución digna, a la no discriminación por razón de sexo en el trabajo, a los derechos derivados de la maternidad, a la conciliación laboral, a la no explotación, a la no precariedad… Vaya, justamente todo lo que si se regulase de otra forma beneficiaría y emanciparía a las mujeres! Sin tener que recurrir a utilizar su cuerpo!

          • se te da bien lo de la demagogia, verdad? prohibimos la GS porque, oye, hay otras cosas más importantes, solo ha faltado un jódete infértil!! espera tu turno mientras solucionamos… cosas que no necesiten “cuerpos”, que usar el cuerpo es kaka… che, no sabía que discutía con gente tan infantilizada… sorry, te tomé por un adulto

    • Toda la razón. No imagino a una mujer empoderada gestando un hijo y vendiéndolo luego. El empoderamiento supone dignidad, no la libertad de encanallarse y hacer de un hijo un producto para el mercado. Hay que ser muy retorcida para ver en el empoderamiento de la mujer una manera de ganar dinero así.

  2. Chapó por el.comentario de arriba…tristemente creo que loa tiros van x ahí…yo no tengo nada en contra de lo que alguien quiera hacer con su cuerpo y menos aún si lo hace por altruismo..pero esos casos serán contados y muy p untuales. Si bien es cierto que para que ocurra todo sin control.alguno y atendiendo a caprichos mejor es que sea legal y haya garantías para el.bebé y no solo para los padres que quieren tenerlo. Al igual que debería hacerse con la droga y la.prostitución..bajo mi pubto d vista.

  3. Información, reflexión, debates, no hay que prohibir hay queq informar y concienciar. Nada es malo en sí mismo, hay momentos y maneras, la gestación subrogada puede ser un bonito gesto o puede swr la compra venta de un ser humano..según quién, como y cuando lo haga, bajo qué circunstancias. También es cierto que antes de tomar esta decisión, la pareja o persona que desee un hijx así debería plantearse antes la adopción…qué diferencia hay? No lo vas a parir igualmente…parece que los niños huérfanos son como las protectiras d animales las personas prefieren cachorritos d la tienda…(Igual me he pasado con la.comparación)

    • Estoy contigo Rocío, además parece que es mejor dar un hijo en adopción … ni te multan, ni te encierran en la carcel por abandonar a tu bebe, que parirlo para otros…. FLIPANTE. Me cuestan de digerir segun qué argumentos….

    • Normalmente las personas que acuden a GS ya han hecho intentos de adopción, y en muchos casos no consiguen el certificado de idoneidad. Este certificado tiene un nivel de exigencia alto, porque puede, hay tanta gente dispuesta a adoptar que sólo lo consiguen, si eso, los que cumplen más requisitos. Requisitos que si no cumples no indica que no seas apto para ser padre o madre, como no tener una casa en propiedad porque no quieres, que hayas padecido un cáncer del que ya te has “curado”, etc. O simplemente porque las listas están cerradas o hablamos de 6-8 años de espera. La GS es la última de las opciones para las personas que no pueden gestar sea x la razón que sea.

  4. Feminismo, he leido una referencia en tus comentarios sobre qué partidos defienden la GS. Cierto es que en este momento el testigo lo ha tomado Ciudadanos, pero del legado socialista de Zapatero y Zerolo. El PSOE en la gloriosa etapa de reconocimiento de los derechos de las minorías, fue quien legalizó el matrimonio entre personas del mismo sexo y en paralelo el reconocimiento a estas parejas para ser padres, así se legalizó la actual situación de reconocimiento de los niños nacidos por esta técnica (definida como gestación por sustitución en la ley socialista de reproducción asistida de 1988) que no es legal practicar en nuestro país, pero sí reconocida por España si se practica con una serie de garantías, fuera del país. Todos los partidos están divididos en esta cuestión, especialmente la izquierda, porque amplios sectores del PSOE, y de las juventudes socialistas, se muestran a favor, y por supuesto la mayoría de votantes en cada una de las encuestas que se han realizado. No todo el monte es orégano. Que cada uno plantee los límites que quiera, y que se apruebe una ley consensuada, acorde a nuestro ordenamiento democrático y respetuoso de los derechos de todas las partes.

    • Pues que se respeten los derechos del menor, que porque lo des a luz no tienes derecho a hacer lo que te venga en gana, como si fuera tu propiedad. Eso sí que es un derecho fundamental. También la filiación y custodia, que ha costado que se reconozcan a las mujeres en nuestro país y que ahora precisamente partidos como Ciudadanos quieren vulnerar en perjuicio de los menores con la ”custodia compartida”, derechos a los que el contrato de Gestación Subrogada obliga a renunciar a la madre.

      • qué pereza das, feminismo, con tu demagogia del todo a 1€
        los derechos del menor está hiper-protegidos con la GS, no es ni remotamente cierto que se vulneren… mezclarlo con lo de la custodia compartida que no tiene ni la más mínima relación es del todo manipulador.
        por no decir que lo de “obligar” a renunciar a la madre (qué madre? la que es infértil? no te das cuenta de que hablar de madre puedes identificar hasta 3 distintas?) es como si un contrato de alquiler me obligase a renunciar a “mi” piso cuando expire el plazo… absurdo!

  5. Me encanta eso de que viva el debate pero luego a las que no opinan como tú las llamas Rottenmeier y te quedas tan ancha.

  6. Llevo unos días intentando razonar con la gente sobre esto y señalarles que no son tan distintos de Gallardón, pero no es fácil. El neomonjismo ilustrado tiene la verdad absoluta, que el grueso de los seres humanos quiera formar una familia es algo secundario en la campaña contra la opresión heteropatriarcal y capitalista
    Enhorabuena por el artículo, lo has expresado muy bien

  7. Viendo que manifestaciones y leyes están impulsadas sólo por quienes quieren consumir el servicio de alquiler de vientres no sé dónde está la duda de que es puro interés mercantilista.
    Sólo buscan el derecho a disponer del cuerpo de otras mujeres, no darles la opción de que esas mujeres hagan lo que quieran con su cuerpo.

  8. Valiente excusa ridícula… todo el movimiento feminista de base está en contra de la compra de bebés… la prostitución es algo diferente y lo unes porque te da la gana.
    Totalmente en contra de lo que dices, y te quejas de que opinamos diferente a tí y nos dices que somos Rottenmeier, paternalistas, machistas, y lo que te da la gana. Y tan tranquila. Y que somos nosotras las que tratamos a las mujeres como vasijas y mercancia cuando somos nosotras las que ESTAMOS EN CONTRA DE LA MERCANTILIZACIÓN DEL CUERPO Y LO MOSTRAMOS SEÑALANDO EL PROBLEMA Y PONIENDO EL NOMBRE REAL.

    Anda y revisate un poco, libfem.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here